Obejtos
vinetas

Líneas Aéreas Turísticas S.A. de C.V – LATUR



Los pilotos mexicanos desde mucho tiempo atrás acariciaron el sueño de tener su propia Línea Aérea. Hubo algunos intentos como el proyecto de la Línea Aérea Aeromundial, el cual no prosperó por no haber sido el momento propicio para su creación. Sin embargo la idea siguió viva y finalmente ASPA de México a través de su caja de jubilaciones y retiros junto con otros socios pertenecientes a la iniciativa privada, hizo el sueño realidad al inaugurar las oficinas de LATUR el 18 de octubre de 1988.

El objetivo de la compañía era llenar el vacío existente entre la demanda de turismo y la aviación. Para ello compran dos aviones MD83 adquiridos directamente de la fábrica McDonnell Douglas con capacidad para 165 pasajeros y tanques auxiliares para vuelos de largo alcance, los cuales se son recibidos en diciembre de 1988 y enero de 1989. Además suman dos aviones Airbus A 300-600 con capacidad para 297 asientos, uno para vuelos dentro del continente y otro para largo alcance. 

La flota total de LATUR estuvo integrada por 2 Airbus A300-600, 5 Mc Donnell Douglas MD83 y un MD87, los cuales operaron rutas iniciales a New York, Chicago, Boston y Filadelfia hacia Cancún, Huatulco. Acapulco, Zihuatanejo, Manzanillo, Mazatlán, Los Cabos, y La Paz en Baja California.

Durante la segunda mitad de 1989, LATUR tenía contratos con diferentes Tour Operadores Mayoristas, entre ellos Apple Vacations, y Sunset Vacations de Canadá, con lo cual ya se cubría una tercera parte de la Unión Americana, operando básicamente desde las ciudades de Boston, Chicago y  Nueva  York.

En Canadá se volaba hacia Toronto y Montreal así como a Vancouver, Regina y Saskatoon llegando a dar servicio a más de 24 ciudades americanas, así como a las principales playas de México y de El Caribe.  

La quiebra de la Compañía Aeronaves de México en abril de 1988, trajo como consecuencia el despido de la planta de pilotos y, aunque más de la mitad de ellos fue recontratado al iniciar operaciones una nueva empresa llamada Aerovías de México, aun existían pilotos con mucha experiencia en el DC-9  o que habían sido calificados como primer oficial de MD 82, sin laborar.

Los requisitos para trabajar en la nueva empresa LATUR fueron muy distintos a los utilizados por las líneas aéreas regulares hasta ese entonces. Se buscaba un perfil  de ejecutivo empresarial capaz de tomar decisiones y actuar como representante de la empresa ante autoridades y representantes de los tour operadores.

La expansión de LATUR se llevo a cabo según lo planeado gracias a los esfuerzos de sus directivos, especialmente por Rafael Montero Espinoza, director Comercial, incrementándose la flota con el alquiler de un MD83 a Air Liberté que fue utilizado para  contratos temporales con Air Jamaica y Cubana de Aviación.

Como la demanda de vuelos chárter era escasa (no mayor a 150 asientos), LATUR se vio obligada a reubicar su flota en el mercado asiático el cual estaba demandando aviones de gran capacidad provista de tripulaciones y mantenimiento. Aprovechando las oportunidades de mercado se firmó un contrato con Garuda Indonesia por dos años, con lo cual la aerolínea asiática amplió sus rutas desde Bali e inició vuelos a Australia.

La desregulación del mercado aéreo mexicano llevó al surgimiento de nuevas aerolíneas como AeroCancún, Aeroejecutivos, AeroExxo, Aviacsa, Allegro, Estrellas del Aire, SARO y TAESA.

Asimismo la mayor competencia internacional reflejada en la llegada de nuevas aerolíneas chárter como American Trans Air, Sun Country, Champion Air y Canadá 300 que mermaron los ingresos, haciendo que LATUR comenzara a registrar pérdidas que no pudo recuperar. La aerolínea cerró operaciones en 1992.

LATUR fue la aerolínea pionera en los vuelos chárter en México y destacó por formar un espíritu de cuerpo entre todos sus trabajadores el cual continúa hasta el día de hoy.

Fuente: Capitán Francisco Yarza S.