Obejtos
vinetas

Historia de la Aviación en México

Desde 1784 existen noticias de la construcción de globos aerostáticos en México, aunque se reconoce plenamente al guanajuatence Benito León Acosta como el primer aeronauta mexicano que realizó una ascensión, el 23 de abril de 1842.

Hacia 1842 destacó por sus vuelos en globo Benito León Acosta, quien junto con Joaquín de la Cantolla y Rico y Manuel Lapuente, fundaron en 1844 la primera empresa Mexicana dedicada al transporte aéreo civil.

El 8 de enero de 1910 en los llanos de Balbuena en la capital azteca, despegó Alberto Braniff Ricard en su biplano Voisin para inmortalizarse como el primer mexicano que voló un aeroplano; asimismo ponía a México como el primer país latinoamericano en que se voló con éxito en avión.

Al plantearse el desarrollo de la aviación comercial en México se hace indispensable que el Gobierno Federal norme y controle todas las actividades relacionadas con este motivo, comenzando a intervenir las empresas, sus aeronaves, y el personal técnico.

De esta manera, el 20 de septiembre de 1920, se incorpora la sección Aeronáutica Civil a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, organizándose para este efecto una Sección Técnica de Navegación Aérea dependiente de la entonces Dirección de Ferrocarriles en la cual se establecieron las primera bases para concesiones de servicios aéreos en la República Mexicano desde el punto de vista técnico, jurídico y económico.  La primera persona que estuvo a cargo de la Sección fue el Ing. Juan Guillermo Villasana, reconocido como el fundador de la Aviación Civil Mexicana.

El 12 de julio de 1921 se otorgó la primera concesión a la compañía Mexicana de Transportación Aérea, S.A. para establecer un servicio regular de pasajeros, correo y carga aérea en la ruta México-Tampico-Matamoros y México-­San Luis Potosí-Saltillo-Monterrey-Laredo.

La segunda concesión fue para el señor Mario Buimne, la tercera en 1922 al señor Williams L. Mallorz y a George L. Rihi quienes integraron posteriormente en 1924, la Compañía Mexicana de Aviación.

La pequeñas líneas que habían aparecido fueron superadas, y absorbidas, convirtiéndose en la sociedad CMA Panamerican Comercial Airways que se transformó en casi un monopolio de la Aviación Comercial en México.

Hacia el año de 1932 se crea Aeronaves de México, compañía de aviación comercial de capital mexicano, que inició sus servicios el 14 de septiembre de 1934, para la ruta México-Acapulco.

El 10 de julio de 1928 mediante acuerdo presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación, se forma el Departamento de Aeronáutica Civil que sucede a la Sección Técnica de Navegación Aérea.

A partir de 1930 se empezaron a consolidar las rutas aéreas nacionales e internacionales

El 6 de agosto de 1952 el Departamento de Aeronáutica Civil pasa a ocupar el nivel de dirección de Área y el 1 de enero de 1956 adquiere el rango de Dirección General siendo el primer Director General,  Alberto Salinas Carranza.

La Dirección General de Aeronáutica Civil en su conformación actual depende de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de la Subsecretaría de Transporte y desde 1995 ostenta el cargo como Director General, el Ing. Juan Antonio Bargés Mestres en cuya administración se publican en el mes de mayo de ese año la nueva Ley de Aviación Civil y en el mes julio también de ese año la Ley de Aeropuertos.

Así la DGAC ha comenzado a reorganizar su parte administrativa, operativo y jurídica destacando la actualización del marco jurídico, manteniendo como principio primordial la Soberanía de la Nación en el Espacio Aéreo Mexicano, promoviendo el desarrollo de sistemas de transporte aéreo y sus servicios auxiliares y conexos sobre bases de seguridad y permanencia y atendiendo la regulación del uso y aprovechamiento del espacio aéreo situado sobre el Territorio Nacional bajo condiciones de competencia equitativa y de protección al medio ambiente,

COMPORTAMIENTO GLOBAL DEL TRANSPORTE AÉREO EN MÉXICO – 1990-1997

El transporte aéreo de pasajeros tanto de empresas nacionales como extranjeras, creció entre 1990 y 1997 un 60% a un ritmo de 7% medio anual, para alcanzar la cifra de 32.9 millones contra 20.5 millones en el primer año.  Las empresas nacionales lograron un incremento de 41% al pasar de 22.1 a 15.7 millones de pasajeros en ese lapso.  Por otra parte, las empresas extranjeras con operaciones hacia/desde el territorio nacional crecieron el 122% ya que en 1997 movilizaron un total de 10.7 millones de pasajeros comparado con los 4.8 millones de 1990.

El mercado de carga presenta una dinámica de crecimiento importante, con un incremento en los volúmenes manejados de 141%, al comparar las 164 mil toneladas transportadas en 1990 con las 396 mil toneladas registradas en 1997, en este último año las empresas nacionales participaron con el 44% y las extranjeras con el 56%, reportando volúmenes de 174 y 222 mil toneladas respectivamente.

 Las aerolíneas mexicanas han venido incrementando su flota aérea a una tasa media anual de crecimiento de 9% entre 1990 y 1997, esto en respuesta a los incrementos registrados en sus niveles de operación y de atención a destinos tanto domésticos como internacionales, incorporando aeronaves de nueva tecnología.  La flota en el período comprendido pasó de 133 aeronaves en 1990, a 234 en 1997.

Fuente: Comisión Latinoamericana de Aviación Civil ( CLAC)